ENVIANOS UN CORREO
SEGUINOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

¿ Como se deben alimentar las personas de avanzada edad ?

¿ Como se deben alimentar las personas de avanzada edad ?
20 Jul
2017

Los alimentos proteínicos o prótidos, como usted lo sabe, tienen mucha importancia. Se aconseja consumir moderadamente los de origen vegetal (leguminosas desembarazadas de mi cutícula), y en mayor cantidad los de origen animal: carne reja, sangrante, jugo de carne, pescado magro. Pocas salchicherías (salvo Jamón) y viseras (sobre todo sesos), yema de huevo, sardinas, que predisponen a la esclerosis de las arterias.


Un buen promedio: 80 gramos de carne (o su equivalente) por día, tomada al mediodía. Los cuerpos grasos deben restringirse, para evitar la obesidad, prevenir la arteriosclerosis y el exceso de colesterol y para no fatigar el tubo digestivo (bastante indigestos, pueden fatigar el hígado, irritar el estómago y los intestinos). Promedio: 40 a 50 gramos de grasa por día. Los cuerpos grasos animales (mantequilla) pueden reemplazarse parcialmente por materias
grasas vegetales (aceites no refinados, margarina). Conviene eliminar las frituras.

LAS FUENTES DE SALES MINERALES Y VITAMINAS

En general, el régimen de las personas de edad carece de calcio (descalcificados, los huesos se rompen más fácilmente, los dientes se arruinan), de hierro (pequeñas anemias) y de vitaminas (de aquí ciertos trastornos nerviosos o psíquicos atribuidos indebidamente a la ancianidad y, en algunas ocasiones, a la fragilidad de las paredes venosas.

El calcio lo aporta la leche fresca (de 200 a 250 gramos por la mañana igual cantidad en la noche) que puede en cierta medida sustituyes con yogurt o queso. El hierro se encuentra en la carne, el hígado, los cereales, los ostiones y las almejas, las espinacas, las hojas de nabo, los albaricoques, las almendras y las lentejas.

Las vitaminas las aportan las legumbres verdes y las frutas.


Son la fuente principal de ellas y, además, proporcionan la celulosa, sustancia de lastre que facilita el trábalo del intestino, generalmente perezoso.
Debe prohibirse: ocasionalmente col (salvo coliflor), ruibarbo y bongos. Las frutas deben consumirse muy frescas y muy maduras (sobre todo los plátanos), crudas o cocidas,
en las dos comidas principales.

Promedio: 300 gramos de legumbres, 150 gramos de frutas, por día. Las otras sales minerales, entre ellas el yodo, las proporcionan normalmente los alimentos vegetales, los pescados y los mariscos.

LA SAL

No debe abusarse de ella, pues este condimento excita el apetito y las secreciones del estómago.

LAS BEBIDAS

Puede absorberse una cantidad normal, pero poco durante los alimentos para no diluir
demasiado los fermentos digestivos, ya deficientes. Los más indicados: cerveza ligera, burdeos rojo (máximo, 1/4 de litro por día); té y café ligeros, diuréticos, pueden autorizarse (salvo por la noche, en caso de insomnio). Son indeseables: aperitivos y licores.

LA REPARTICIÓN DE LOS ALIMENTOS

Para no sobrecargar el tubo digestivo, ni en volumen ni en peso, la alimentación debe repartirse en 3 ó 4 comidas, variadas, pero tomadas a horas regulares (la más importante a mediodía, la más ligera por la noche).

Claro que el régimen alimenticio debe adaptarse a cada persona, tomando en cuenta factores individuales: condición física, activada que exige mayor o menor desgaste, etc. El médico debe determinarlo, si se plante la cuestión de la salud.

Recuérdese que el suero es excelente contras las afecciones hepáticas y es regulador del intestino. Por otra parte, deben preferirse las carnes blancas y las aves magras. La carne roja, más nutritiva, no figurará en el menú sino dos o tres veces por semana, y sólo en la comida del medio día.

Etiquetado como

ULTIMAS NOTICIAS

Auspicio de Portada (CCREP)
Auspicio de Portada (Municipalidad San Lorenzo)
Auspicio de Portada (Gobierno Santa Fe)
Auspicio de Portada (Municipalidad PGSM)