ENVIANOS UN CORREO
SEGUINOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

“Indefensión aprendida”, se puede desaprender.

indefensión aprendida indefensión aprendida istockphoto.com
14 Ago
2017

El término indefensión aprendida fue descubierto por el psicólogo Martín Seligman mientras estudiaba el comportamiento de los perros. La experimentación de Seligman consistió en colocar dos perros dentro de una jaula y darles descargas eléctricas sin motivo aparente. Uno de ellos, tenía la posibilidad de cortar la corriente con su hocico, pero el otro no. El primer perro se mantenía alerta y cortaba la energía, mientras que el segundo vivió asustado, nervioso y cayó en depresión. La actitud de este último, fue de indefensión absoluta, aún cuando le cambiaron las condiciones y podía cortar la corriente, no lo hizo.

 

Seligman introduce el concepto de “indefensión  aprendida”, que es un tipo de comportamiento que aparece cuando una persona es incapaz de reaccionar frente a situaciones dolorosas, creyendo que no tienen control sobre la situación que les está tocando vivir y que les causa un daño físico o psicológico. Así, estas personas se inhiben mostrando pasividad para modificar las circunstancias de la vida.

Los seres humanos se acostumbran a vivir mal, de tal manera que aún cuando las condiciones cambian, el chip diseñado por sus experiencias anteriores, indica reacciones de acuerdo a esas vivencias desafortunadas. Si hubo temor y ya no existen motivos para temer, el condicionamiento o indefensión aprendida hace que sucumban bajo el temor. Las personas que se muestran incapaces de ver soluciones a los problemas que se presentan poseen en alguna medida indefensión.

El discurso negativo en lo cotidiano, el haber intentado lograr algo y haber fallado infinitas veces, las condiciones desfavorables en el contexto, hacen que una persona se vuelva cada vez más pesimista acerca de sí misma y de su realidad. Lo cierto es que nadie nace pesimista, los seres humanos que se plantean con un discurso negativo sobre sí mismos y el contexto, aprendieron ese discurso. Tal discurso no es innato.

 La pregunta es, ¿se puede superar la indefensión aprendida?

Si se puede aprender, se puede desaprender y volver a aprender. Son premisas en los procesos de aprendizaje de conocimiento en cualquier área o ámbito. El condicionamiento hará que aprender lo nuevo sea más costoso, pero se puede lograr cambiar las premisas con esfuerzo y un acompañamiento adecuado.

En principio es importante mencionar la prevención de todo tipo de indefensión que se puede aprender. Los más pequeños deben recibir desde temprana edad un mensaje coherente, que no esté viciado de exitismo, pero que sea alentador siempre. Está comprobado científicamente que la repetición de pensamientos y acciones positivas, pueden establecer nuevas conexiones cerebrales que estimulen emociones positivas y esto es lo que produce felicidad. El ser humano con emociones positivas logra sortear obstáculos en la vida y procesar los sufrimientos con menor dificultad que si sería preso del pesimismo.

                En segundo lugar se pueden cambiar las premisas de la indefensión aprendida con pequeñas acciones:

  • Admitir que se puede cambiar y disciplinarse en el pensamiento positivo. Poder frenar los pensamientos negativos es una rutina que debe ser fortalecida para cambiar las premisas de indefensión. Si antes se pensaba: “siempre arruino todo”, “nadie me aprecia”, “no soy bueno para esto o aquello”, se debe invertir el discurso y creerlo. Vigilar las palabras que se emiten sobre uno mismo es un ejercicio fundamental para superar la depresión que causa quedar paralizado frente a las situaciones adversas. De hecho fomentar la resiliencia es un ejercicio. No nacen las personas resilientes. Aprenden a serlo.
  • Cambiar con los hábitos que hacen daño. Es importante evitar el encierro o permanecer en lugares oscuros que facilitan la aparición de la angustia o la ansiedad y tristeza. Salir a disfrutar del sol o compartir con amigos, practicar deportes al aire libre, representan desafíos que deben animarse a hacerlos  para vivenciar la experiencia de superación.
  • Percibir el mundo, o sea lo que los rodea de manera diferente. Creer que existen otras realidades posibles: salir de la autocompasión o el papel de víctima para plantearse como en un papel diferente. Se trata de hacer las cosas de otro modo para obtener resultados diferentes.

Sobre todo se precisa identificar que se ha caído en un proceso de indefensión para poder superarlo. El ser humano tiene una identidad dotada de la capacidad de superación. No ha nacido para sucumbir, sino que elige sucumbir y quedar esclavo de sus miedos, temores, enojos, tristezas, ansiedades. Es hora de ser libre y comenzar a procesar las emociones de una manera diferente. El ser humano fue diseñado para lograrlo.

Lorena Leiva

Prof. En Ciencias de la Educación.

Modificado por última vez en Martes, 15 Agosto 2017 10:05
Editorial

Somos un portal de noticias con la actualidad de la ciudad de San Lorenzo, Puerto General San Martin, Fray Luis Beltran, Aldao, Ricardone, Timbués, Oliveros, Capitan Bermudez, Granadero Baigorria, Rosario y zonas de influencia, también nos podés encontrar en nuestras redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/MediosRedSL

Twitter: https://www.twitter.com/MediosRedSL

Youtube: https://www.youtube.com/user/redtvsl

Sitio Web: www.mediosred.net

MAS LEIDAS

ULTIMAS NOTICIAS

Auspicio de Portada (CCREP)
Auspicio de Portada (Municipalidad San Lorenzo)
Auspicio de Portada (Gobierno Santa Fe)
Auspicio de Portada (Municipalidad PGSM)