ENVIANOS UN CORREO
SEGUINOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

"Hijos contestadores"

"Hijos contestadores"
22 Abr
2018

Es común escuchar a padres que se sienten frustrados y desorientados porque sus hijos les contestan incansablemente y con actitud desafiante. La dinámica familiar se ve alterada en su paz cuando se producen esas interminables discusiones con hijos preadolescentes y adolescentes.

En general, en los más pequeños, copian modelos de “niños rebeldes” en los programas que ven en los diferentes medios audiovisuales. Sin embargo, los adolescentes suelen manifestar sus propias crisis a través de discursos verbales desafiantes. La frase “rebelde sin causa” ilustraría de manera bastante aproximada lo que quiero decir. En otras palabras, la mayoría de los hijos no dicen exactamente lo que les pasa cuando se enredan en acaloradas discusiones, en realidad están “gritando” otras cuestiones que los preocupan; su rebeldía no tiene causa aparente. Es interesante destacar que aunque no tenga causa aparente, eso no quita que tenga causa. La originalidad de cada ser humano trae aparejada consigo las diferencias a la hora de procesar las emociones. Por ello, los padres, deben hacer un esfuerzo y convertirse en “observadores seriales” para poder ayudar como adultos responsables a sus hijos. No se trata de condenarlos por ser “impertinentes, desubicados o insolentes”; se trata de ayudarlos a encauzarse en un modo sano de relacionarse con el entorno: sin gritos, mal humor, tedio u otras emociones que perjudican su comunicación con otros.

Dice el proverbio que “la blanda respuesta quita la ira”; hablar con serenidad y calma es un buen remedio. El momento apropiado para poner paños fríos sobre la situación, es justamente cuando comienzan esas discusiones interminables (y cuyo origen, la mayoría de las veces, es una sonsera). Hay que evitar gritar siempre, ya que lo único que se logra gritando es encender más el enojo.

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de ayudar a los hijos, es entender que “no existe ninguna lucha de poder entre los padres e hijos”. El padre es el que tiene la autoridad, no precisa reclamar algo que ya es suyo, sólo debe ejercerla con sabiduría y amor. Se deben evitar los comentarios tales como: “cállate porque soy tu padre (o madre)”.

Además de mantener la calma incansablemente y ejercer la autoridad como padres, también es enriquecedor reforzar las conductas positivas en los niños y adolescentes. El peor momento para “hacer reclamos” es en medio de una discusión. Lo más apropiado es brindar seguridad fortaleciendo la estima mediante discursos positivos: “vas a lograr controlar esta situación”, “vos podés dominarlo”, “quiero ayudarte porque te amo”, “estoy con vos para lo que necesites”, “podés confiar en nosotros (padres)”.

Por último, es clave la coordinación entre los adultos. Se deben acordar las estrategias para colaborar en la situación y ser de ayuda mutua. El mensaje debe ser siempre el mismo. Las contradicciones generan inseguridad y retrocesos.

Lorena Leiva

Prof. en Ciencias de la Educación

Etiquetado como
Editorial

Somos un portal de noticias con la actualidad de la ciudad de San Lorenzo, Puerto General San Martin, Fray Luis Beltran, Aldao, Ricardone, Timbués, Oliveros, Capitan Bermudez, Granadero Baigorria, Rosario y zonas de influencia, también nos podés encontrar en nuestras redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/MediosRedSL

Twitter: https://www.twitter.com/MediosRedSL

Youtube: https://www.youtube.com/user/redtvsl

Sitio Web: www.mediosred.net

MAS LEIDAS

ULTIMAS NOTICIAS

Auspicio de Portada (CCREP)
Auspicio de Portada (Municipalidad San Lorenzo)
Auspicio de Portada (Gobierno Santa Fe)
Auspicio de Portada (Municipalidad PGSM)