El Ministerio de Trabajo dictó conciliación obligatoria al reclamo del sindicato de vigiladores privados Sutravip en la empresa AGD, ubicada en la localidad de Timbúes. La firma de seguridad El Centinela, le había comunicado al gremio que la cerealera prescindirá de diez empleados en esa área.

AGD informó a la agencia de seguridad, que utilizará cámaras de vigilancia en ciertas partes del predio y por ende no necesitará de presencia humana en dichas zonas. Por este motivo, la firma El Centinela tendría que prescindir de esas diez personas.

El sindicato había tomado una medida de fuerza, cortando el ingreso a la planta por tiempo indeterminado. Pero eso llegó a su fin con el anuncio de la conciliación obligatoria.